miércoles, mayo 21, 2008














La siguió hasta ajustarla a
su cuerpo
la olió
sorbió el óxido níveo de su relicario
la maduró por dentro
dejó de seguirla y la seguía
seca y sellada
/muñeca obscena/
la descartó.

1 comentario:

Caro Galu dijo...

que buenas fotos que voy a ver ahora....!
aguante las pilas nuevas!
beossoos